TINTES DE CABELLO Y PERMANENTES

Existe la idea general de que en este período es preferible evitar este tipo de tratamientos de belleza. Aunque no existe una opinión formada, se recomienda no abusar de acondicionadores y evitar las permanentes y otros tratamientos agresivos para el cabello, porque al principio del embarazo éste se debilita y cae con mayor facilidad. 

En cualquier caso, basta con ser cautelosa y probar tintes poco agresivos, de origen vegetal